Emprender a temprana edad

Tomi López Saavedra

Se suele escuchar el rumor de que emprender no es para cualquiera. Según
la Real Academia Española emprender es acometer y comenzar una obra, un
negocio o un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro. El
peligro, o mejor dicho el riesgo, sí es para cualquiera.
Antes de los 20 años nos afirmamos que es momento de disfrutar y estudiar.
Entre los 20 y los 30 años nos solemos dejar llevar pensando que el título
universitario que hemos obtenido nos va a garantizar una vida plena y
"exitosa".
Y llegan los 40, donde la idea de comenzar algo propio y
tomar riesgos es una idea utópica; donde contamos con miles de
responsabilidades nuevas; donde el tiempo lo único que hizo fue acentuar
el temor a arriesgarnos.
Lo que busco mediante estas palabras no es apoyar la idea de que en algún momento ya es demasiado tarde, pero sí busco mostrar por qué, a mi entender, arriesgarse desde temprana edad es lo mejor.
Entre los 17 y 25 años uno vive con responsabilidades de importancia
inferior a las que se les presenta a un adulto, por ejemplo, responsable
de una familia, a esa edad el perderlo todo no implica lo mismo que una
mujer y/o hombre de mayor edad.
En lo personal, al comenzar con Waitless Order, mucha gente a la que le
contaba mi visión de forma apasionada me respondía: "Con 18/19 años yo me
enfocaría en la universidad" "¿Cuál es la necesidad económica?".

Lo que quizá no se comprendía era el hecho de que me fascinaba el proceso de
construir algo propio e imponerlo en un país donde todos son obstáculos a
tu proyecto.
Hoy en día, luego de muchos errores cometidos, considero que lo
que más me frenó a acelerar el desarrollo del proyecto fue mi miedo a
salir al mercado. Mi propio temor fue mi enemigo.
Durante meses pensaba cómo un joven como yo iba a romper las estructuras
tradicionales y socialmente construidas de pedidos en restaurantes y
bares. Pero luego tomé conciencia y decidí que debía aprovechar mi
situación. Entendí que lo único que tenía para perder era dinero. Y el dinero va y viene. Así fue como me las
arreglé para buscar financiación, junto a la aspiración y visión que hoy
en día funcionan como motor en mi vida, para revolucionar el rubro
gastronómico y hotelero.

10 de Mayo

Volver

APARECÉ EN LA REVISTA
Contanos tu historia.

© Emprendar · Revista online de emprendedores · Est. 2019. - Terminos & Condiciones -

youtube emprendar instagram emprendar  linkedin emprendar